Quién soy

Profesionalmente soy Socióloga y Psicóloga. En ambas carreras, me gradué en la Universidad de Buenos Aires. Posteriormente, viajé a Italia y realicé un Master en Terapia Familiar, desde una perspectiva Sistémico-Relacional. Este Master, me dio la posibilidad de unir ambas profesiones y convertirlas en una herramienta interdisciplinaria poderosa que me ha brindado la oportunidad de realizar trabajos y experiencias variadas y enriquecedoras, tanto en la práctica clínica como en la docencia, la prevención y la investigación.

Si bien me he especializado en el tratamiento de individuos, parejas, familias y en el trabajo con comunidades, básicamente en las cuestiones vinculadas con el fenómeno violento; la temática que aún hoy me sigue fascinando y despertando curiosidad, es el conocimiento del misterio que encierra el ser humano y sus interacciones a través de la Comunicación en sus diferentes lenguajes. En función de ello, he realizado gran cantidad de posgrados y cursos que me han llevado a incursionar en diferentes campos, el psicoanálisis, el psicodrama, la teoría y práctica gestáltica, el abordaje cognitivo conductual, la sexología, la psicología positiva, las técnicas de EMDR y Mindfulness, entre otras. Siempre mi eje han sido la Teoría Sistémica-Relacional, la Perspectiva de Género y en la base, el Paradigma Constructivista, ya que es allí donde encontré el punto de convergencia de muy variadas teorías y técnicas. En los últimos años he incorporado a mis tareas la perspectiva cognitivo-conductual y he me he acercado a las temáticas que plantea la muy reciente Psicología Positiva, estudiando, en particular, “lo que si hay”, en cada uno de nosotros, potenciando el desarrollo de fortalezas y habilidades, como así también, la técnica de Mindfulness o de la Atención Plena, en la búsqueda de una perspectiva de mayor paz y espiritualidad, lo que implica el logro de una creciente calidad de vida para las personas y sus interacciones Estas recientes incursiones, me han asombrado por sus excelentes resultados.

En mi vida profesional y también personal, ocupa un lugar relevante la escritura, a la que dedico tiempo en especial. Sin embargo, mis Experiencias de Vida son, sin lugar a dudas, la mejor escuela que he tenido y por las que estoy profundamente agradecida.

Como mujer, nací y crecí en la segunda mitad del siglo XX, en épocas de convulsión y grandes e importantes cambios sociales y culturales. Participé activamente en tales movimientos y soy parte de las transformaciones que se produjeron tanto en el lugar de la mujer como del hombre, al interior de la vida privada y pública. Luché siempre por romper los modelos tradicionales y arcaicos de nuestra sociedad y lo sigo haciendo. Con mis fortalezas y debilidades, me he ido abriendo paso en un “mundo nuevo” que se construye en el día a día y que aún requiere de mucho trabajo y compromiso.

Con aciertos y errores, he ido atravesando diferentes estados relacionales que siempre han sido una fuente de aprendizaje. En el ámbito profesional como alumna, colega, docente, paciente, terapeuta, coordinadora, directora, consultora, disertante… En mi vida personal, fuente de mi mayor riqueza humana y espiritual: hija, hermana, amiga, novia, esposa, madre, divorciada, suegra, con hijos en países lejanos y presentes, familia nuclear, monoparental, ensamblada y…finalmente, la increíble vivencia de ser abuela…Estas experiencias como ya lo expresé anteriormente, son sin ninguna duda, mi Escuela de Formación Permanente, donde me nutro diariamente y de donde seguiré aprendiendo y agradeciendo por siempre…


Copyright ©2013 silviamesterman. com - All rights reserved - webmaster

designed by